Bitácora de Vuelos, Concetrados

Antecedentes

Sembrando semillas” es el Proyecto de sustentabilidad que vienen realizando los alumnos de 2ª de Primaria del Colegio Hebreo Maguen David.

El objetivo general del proyecto es que el alumno llegue a una comprensión profunda donde reconozca cómo los seres vivos desempeñan diferentes papeles en el medio ambiente,  argumentando dentro sus procesos de enseñanza-aprendizaje conceptos tales como: Forma, Función y Cambio.

Durante el desarrollo de la investigación se fueron recolectando datos que permitieron evaluar que algunos procesos no se habían completado o estaban detenido, sin embargo esto nos dio la oportunidad de realizar una profundización para encontrar canales de apoyo, ya que existen proyectos que se están desarrollando en bachillerato, los cuales vienen fincando trabajos sólidos y viables para vincularse con primaria, considerando que esto es una gran área de oportunidad para alcanzar el objetivo general.

Procedimiento


Ander-Egg (2011)  nos aporta que al “Plantearnos un problema se descubre en la historia que las comunidades realizan diferentes acciones de apoyo mutuo, empleando diversas vías y modalidades“, de aquí las áreas de oportunidad que comienzo a visualizar, pues indudablemente mi reto será afianzar y arroparnos mediante los conocimientos que tiene el líder de proyecto, junto con todo su equipo de trabajo que son sus alumnos y para ello debo hacer algunos ajustes  tanto al cronograma de actividades, como a los instrumentos ya creados, teniendo los siguiente:

Trabajo de campo

El 4 de abril 2017,  se tuvo la primera entrevista con uno de los líderes del proyecto “Cultura verde” Maestro Edgar Huerta, quien aportó los pormenores y aclaró algunas dudas, las cuales describo brevemente:

  • El proyecto “Cultura verde” surge en este ciclo escolar (2016-2017) en el área de bachillerato.
  • El proyecto tiene otros sub-proyectos llamados:
    1. “Azotea verde”,
    2. “Huerto urbano” e
    3. “Invernadero”

Los proyectos son realizados por los alumnos de bachillerato (1º – 6ª) empleando un horario después de clase (15:00 a 16:20 hrs), esto lo denominan “tiempo de producción”, empleando diferentes técnicas y estudios de cultivo, donde cada estudiante es encargado de desarrollar sus indagaciones y generar hipótesis, las cuales evalúan y dan seguimiento.

De momento la plática e instrumentos que utilizaré con los estudiantes se ha programado regresando del periodo de vacaciones (10 al 21 de abril 2017).

Metodología a implementar.

Se evaluará mediante  el “Modelo de Evaluación transaccional”, valorando mediante los paradigmas racional y/o naturalista (Bhola, 1992).

El Modelo apoyará en el reconocimiento de habilidades concretas, donde uno de los elementos que deseo desarrollar más en mi expertise es la “observación”, sobre todo que he encontrado a Robert Rippey[1], el cual enfatiza los diseños de investigación cualitativos y cuantitativos aplicándolos a cualquier tipo de proyecto.

Metodología. Es muy importante analizar los problemas metodológicos del proyecto, porque, muchas veces, en éstos encontramos el origen de algunas fallas o explicaciones complementarias que nos ayudarán a evaluar y rectificar, esto nos lleva a las primeras preguntas:

  • ¿Se ha optado por los métodos más adecuados para alcanzar los objetivos?
  • ¿Existe correspondencia entre los objetivos del proyecto y la metodología utilizada?
  • ¿Se han tomado en cuenta algún tipo de experiencias anteriores en el momento de definir la metodología de trabajo?

Cerda (2001) refiere que la evaluación ya no es simple medida, sino que es criterial, y un instrumento clave en la toma de decisiones al plantear: formularios, guías de observación, diario de clase, preguntas sobre el procedimiento, rúbricas, lista de cotejo, entre otros valiosos instrumentos.

Dimensiones del proyecto de evaluación

Este apartado retoma valiosos aportes por parte de Bhola (1992), donde se cita a Rippey, hablando de la Responsabilidad que todos debemos tener al observarnos detenidamente y ver si estamos realizando un buen “rol” o debemos mejorarlo y adecuarlo a las necesidades que requiere la comunidad, y para ello la importancia de las Dimensiones las cuales nos hacen reflexionar sobre:

Matriz de contenidos

El reconocer nuevas áreas de oportunidad nos permite involucrarnos, para apoyar o dar propuesta, esto me permite presentar una matriz más robusta, que indudablemente puede tener variantes:

Resultados y análisis

De momento estos apartados no tiene mayores referentes, pues debido al periodo vacacional se puso en tiempo de espera.

Esto servirá también para realizar los debidos ajustes a los instrumentos..

Conclusiones

Valorar mediante el “Modelo de Evaluación transaccional” y apegado a paradigmas racional y/o naturalista (Bhola, 1992), nos permitirá  percibir los procesos de conocimiento que va teniendo el estudiante en situaciones concretas, de aquí el gran interés que tengo por seguir desarrollando la observación, pues se requerirá de gran concentración, análisis y reflexión.

Una de las líneas de acción será estudiar los roles y responsabilidades que los estudiantes van tomando, pues como futuro invitado no podré interferir en sus planteamientos.

Esto si duda beneficia a todo alumno en su creatividad y autonomía.


[1] Citado en Bhola, 1992 pp. 42, Rippey, Robert M., ed.Studies intransactional evaluation. Berkeley, C A : McCutchan, 1973, pp. 3-4.

Fuentes de consulta.

Anuncios