Bitácora de vuelo, semana 5